La Dirección General de Tráfico (DGT) colabora con un centenar de ayuntamientos para disminuir el consumo de drogas y sustancias estupefacientes al volante y  mejorar así  la seguridad vial en las vías urbanas. Esta es una de las actuaciones que el Organismo estatal, a través de las Jefaturas Provinciales de Tráfico, está llevando a cabo con muchos de los ayuntamientos que tienen firmado el Convenio específico de colaboración suscrito entre la DGT y la Federación Española de Municipios y Provincias en materia de seguridad vial.

Esta intervención se encuentra dentro de la estrategia presentada en julio de 2012 por el Ministro del Interior de tolerancia cero en drogas y alcohol y que se concreta en varias acciones entre las que destaca la colaboración con otras administraciones en materia educativa y formativa relacionada con drogas y la conducción de vehículos, o la de la extensión de los controles de drogas en todo tipo de vías y días y horas.

Esta primera intervención se concreta en el suministro por parte de la DGT de la mitad de los kits de drogas necesarios que cada ayuntamiento se compromete a realizar durante los próximos 12 meses, con la condición de que reporten los resultados de los mismos a Tráfico. Así, la DGT hará entrega aproximadamente de 10.000 kits de drogas al centenar de ayuntamientos que lo han solicitado, con el compromiso de realizar durante 2016 al menos 20.000 pruebas de drogas en sus vías.

Durante el próximo año y con carácter trimestral se realizará un seguimiento de la intervención, así como de los resultados que se obtengan de las pruebas, esperando que una vez finalizadas las mismas se haya producido una reducción en el consumo de drogas durante la conducción.

Otra de las acciones que se está realizando Tráfico es el ofrecimiento a los ayuntamientos que así lo demanden, de la formación que necesitan los policías locales en los procedimientos de detección de drogas en controles preventivos. Durante este año, la DGT ha colaborado en la realización de 18 ediciones en 15 provincias diferentes, en las que 450 policías locales han sido formados para la realización de este tipo de test.

En estos cursos, se ha contado con la colaboración de las Escuelas Regionales de Policías Locales de las Comunidades Autónomas, Fiscales de Seguridad Vial y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. 10 de los 18 cursos se han realizado en el marco del Plan de Formación Interadministrativo de la Seguridad Vial 2015, subvencionados por el Instituto Nacional de Administración Pública en el marco del Acuerdo de Formación para el Empleo de las Administraciones Públicas.

La situación de la seguridad vial en el ámbito urbano es especialmente preocupante. De hecho, el 61% de los accidentes con víctimas del año pasado se produjeron en vía urbana, carreteras en las que fallecieron 441 personas (el 26% del total de fallecidos en 2014) y otras 4.740 resultaron heridos hospitalizados.

Estas cifras demuestran que los accidentes con víctimas en zona urbana siguen representando un importante porcentaje en la siniestralidad vial de nuestro país, motivo por el cual desde la DGT se está trabajando con los ayuntamientos para poner en marcha medidas y acciones, como las de controles de drogas, encaminadas a reducir la siniestralidad en este tipo de vías.