Los adelantamientos incorrectos, la infracción que más molesta a los conductores

Los adelantamientos incorrectos, la infracción que más molesta a los conductores

Los adelantamientos incorrectos, y concretamente, aquellos que se realizan justo antes de que comience la línea continua, es la infracción que más molesta a los conductores españoles. Así se desprende de una encuesta realizada a los usuarios de DriveSmart. Conducir demasiado despacio o demasiado rápido, deslumbrar con las luces largas o ser bloqueado en las incorporaciones son también, según los encuestados, otros de los actos más irritantes en la conducción.

A los conductores también les incomoda especialmente que se intenten colar en los atascos, que no sepan circular en las rotondas y que se utilice el carril izquierdo permanentemente. No usar los intermitentes y que un conductor se pegue por detrás a nuestro coche cierran la lista de las diez cosas  más molestas para los conductores.

Pero la solidaridad también se hace presente en la carretera. Así, una gran mayoría de los encuestados (55,38%) afirma facilitar siempre el paso o la incorporación a otros conductores en los atascos, el 24,62% lo hace pero sólo cuando se lo piden y el 13,85% únicamente cuando no tiene prisa. En el lado contrario, sólo el 6,15% confiesa no facilitar el paso ni permitir la incorporación.

Coches rayados, arañazos, abolladuras… son algunas de las consecuencias de dejar aparcado el vehículo. Sin embargo, el 72,31% de los conductores aseguran tener siempre cuidado al aparcar para no rozar los coches ya estacionados. El 24,62% afirma intentarlo, aunque si el espacio es reducido “no les preocupa tener que apoyarse un poco”. En el lado opuesto, un 1,54% afirma no tener mucho cuidado alegando que su coche es viejo y que no les importa “un par de arañazos más en la defensa” y otro 1,54% no tiene nunca cuidado “¡porque con mi coche tampoco lo tienen!”.

El uso de las luces también ha sido objeto de debate entre los usuarios. ¿Se utilizan para avisar a otros conductores? La encuesta revela que el 60,61% alerta una única vez a los conductores que van si las luces puestas de noche, y el 25,76% lo hace cuantas veces haga falta hasta que se den cuenta. Un 6,06% asegura no avisar nunca porque “ya se darán cuenta cuando las necesiten”, mientras que un 7,58% dice no haber vivido nunca esa situación.

También los encuestados utilizan mayoritariamente las señales luminosas para advertir a otro conductor de un peligro en la vía. Concretamente, el 72,31% afirma usarlas siempre, frente a un 15,38% que no lo hace nunca porque “les parece más peligroso avisarles”. Un 10,77%  nunca ha vivido esa situación, y un 1,54% afirma no saber cómo hacerlo.

Por lo que respecta al comportamiento de un conductor ante una avería de otro coche, el 46,97% afirma no haber vivido nunca una situación de tener que ayudar a otro conductor con una emergencia en carretera, y un 4,55% no lo hace por desconfianza. Por otro lado, el 19,70% asegura pararse sólo si ve que ha sufrido un accidente y un 13,64% solo cuando le han pedido ayuda. Por último, un 15,15% dice pararse siempre para ayudar a otro conductor.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *