El exceso de velocidad, el no uso de cinturón de seguridad y el inadecuado mantenimiento del vehículo son las tres infracciones más comunes, que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han detectado entre los más de 480.000 vehículos controlados durante los siete días de campaña de vigilancia de la conducción en carreteras convencionales, que la Dirección General de Tráfico ha realizado del 23 al 29 de noviembre y en la que se ha denunciado a 24.543 conductores.

Concretamente, 15.301 conductores han sido denunciados por circular a una velocidad superior a la permitida y 1.041 personas han sido denunciadas por no llevar puesto el cinturón de seguridad mientras viajaban y otras 61 por no llevar a los menores que transportaban con su correspondiente sistema de retención infantil.

Respecto al uso del caso, 39 personas circulaban sin hacer uso de este dispositivo de seguridad y 885 conductores han sido denunciados por distracciones al volante, entre los que encontramos el uso del móvil o llevar  auriculares durante la conducción.

Continuando con el objetivo de Tolerancia Cero de alcohol y drogas en la conducción, durante la campaña se han realizado controles de estas sustancias a conductores que circulaban por carreteras convencionales. En siete días 1.116 conductores han dado positivo en las pruebas de alcohol (807) y drogas (309).

Debido a las peculiaridades que tienen las carreteras convencionales, los adelantamientos, los cruces de vías o las prioridades de paso son especialmente controlados.  Durante una semana 268 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 234 saltándose una señal de stop o ceda el paso.

El envejecido parque automovilístico en España y la falta de mantenimiento de los mismos, hacen que circulen por carretera vehículos con deficiencias técnicas que suponen un riesgo para la seguridad vial. En una semana 1.457 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes deficiencias técnicas, 53 de ellos fueron inmovilizados por deficiencias técnicas que hacían imposible continuar el viaje.

No llevar y/o tener al día la documentación del conductor o del vehículo ha sido otro de los preceptos controlados. 1.123 conductores han sido denunciados por carecer o ser incorrecta la documentación relativa al vehículo, en la mayoría de los casos por no tener pasada la ITV, y otros 648 por documentación relativa al conductor.