Los jóvenes Kyle Carefor y Michael Owen, dos ingleses de 20 y 21 años, perdían la vida tras sufrir un siniestro de tráfico. El hecho quedó grabado y sus padres han tomado la decisión de que sea difundido con el objetivo de concienciar sobre las consecuencias de conducir con exceso de velocidad. El vídeo se puede ver en Youtube.

El coche se estrellaba contra el muro de una en Crowborough (Inglaterra). Los hechos ocurrieron el pasado mes de abril. En el vídeo se puede ver a los dos jóvenes y cómo sobrepasan los límites de velocidad de manera excesiva y descontrolada.

Los familiares han permitido a la policía utilizar las imágenes para concienciar y prevenir accidentes similares a los que han sufrido sus hijos. Según algunos medios de comunicación, los jóvenes también habían consumido drogas.